Ansiedad

Desesperación y ansiedad

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta de nuestro cuerpo que nos prepara para responder ante situaciones de alerta. Es una respuesta adaptativa y natural que nos ayuda a mejorar nuestra anticipación y a estar preparados para responder. 

Cuando el ser humano tenía que luchar con depredadores, la ansiedad y el miedo eran unas respuestas adaptativas fantásticas. La ansiedad ponía en alerta a nuestros antepasados y podían correr cuando el depredador se acercara. Cuando estaban a salvo, el miedo desaparecía.

El problema es que, en la actualidad, no tenemos depredadores de los que protegernos. Las señales de alerta que nos encontramos son situaciones que difícilmente podemos comprobar si son peligrosas. Por ejemplo, pongamos la situación de que saludamos a nuestro jefe por la mañana y no nos contesta. Podemos tomar dos vías:

No me saluda porque no me ha escuchado -> La situación se soluciona y se produce calma. No hay peligro

No me ha saludado a propósito. Debe estar planeando despedirme -> La situación no se soluciona, hay peligro y se produce angustia.

¿Por qué se produce la ansiedad?

La ansiedad no tiene unas manifestaciones comunes a todas las personas. Puede manifestarse a través:

  • Ataques de pánico imprevistos
  • Preocupación constante por el presente, pasado y futuro
  • Síntomas físicos como dolores de cabeza o de espalda.
  • Sensación constante de desasosiego
  • Dificultades para dormir
  • Inseguridad ante la toma de decisiones
  • Etc.

Al igual que las manifestaciones, el origen no es el mismo en todas las personas. Puede deberse a una situación en el pasado que no se ha resuelto (por ejemplo, duelo, ruptura, bullying o problemas con familiares), a no poder controlar las emociones (a la hora de expresarlas o ponerles nombre), a una situación actual que no sabemos enfrentar,…

¿Cómo de supera la ansiedad?

Al tener un origen y unas manifestaciones tan variopintas, la ansiedad no tiene un tratamiento común para todo el mundo. Hace falta una evaluación exhaustiva del problema y de su origen para poder enfrentarlo. No existen “tips” comunes para ayudar a todas las personas que sufren ansiedad.

Quiero ayudarte a descubrir qué está provocando esa ansiedad y cómo canalizarla. No tienes por qué vivir presa de la angustia. Sólo tú tienes que ser quien controla tu vida, tus decisiones y tus emociones, no el miedo. Eres tú quien puede tomar la decisión de encontrar alivio.

 

Descubre cómo la Psicoterapia Breve puede ayudarte